Monthly Archives: December 2015

Mis listas del 2015

IMG_20151228_123310_edit3

Otro año está a punto de culminar y esto trae consigo la posibilidad de hacer recuentos. Así, como lo he venido haciendo desde hace algunos años, he querido compartir mis listas de los 5 mejores libros que leí, los 5 mejores discos que escuché y las 5 mejores películas que vi en este 2015, aprovechando la ocasión para agradecer las visitas que durante el año ha recibido este modesto blog. Como en todas las oportunidades anteriores, acoto que la selección hecha por mí en cada una de las listas es puramente subjetiva y personalísima, de modo que no dicen sino apenas que son los libros, discos y películas que más disfruté, que me gustaron más, lo que no necesariamente implica que a otras personas les parezcan los mejores libros, discos o películas, por lo que es bastante lógico que haya discrepancias en cuanto a las inclusiones o exclusiones que he llevado a cabo en este Top anual.

 

De la misma manera, es importante mencionar que no siempre se trata de libros, discos o películas aparecidos en 2015, sino que haya leído, escuchado o visto en ese marco temporal. Además, las listas están ordenadas según mis preferencias, orden que, por supuesto, también es totalmente subjetivo. A continuación mis listas de 2015.

 

Los 5 mejores libros que leí en el 2015:

Este año seguí leyendo una buena cantidad de libros geniales, por lo que me siento un lector afortunado. Eso, por supuesto, hizo más complicada la elaboración de esta lista, motivo por el cual me encontré en la obligación de incluir 5 menciones extra, pues considero ineludible hacer referencia a libros que deseo recomendar por haber disfrutado mucho su lectura. Por otra parte, este año tuve el placer de asistir a dos eventos en los que participó y conocí personalmente al escritor portugués José Luís Peixoto, cuyo libro “Morreste-me”, aunque publicado hace mucho, leí a mediados de año y sin duda fue el mejor libro que leí en este 2015 ya que es contundente, sólido y sumamente poético, lidiando con un tema estremecedor como lo es la muerte del padre. Del propio Peixoto hago mención también de su más reciente novela, “Em teu ventre”, publicada en octubre de este año y cuya lectura también me conmovió irremediablemente. Todo este año pareció conjugarse para llevarme hacia la lectura de escritores portugueses, pues también tuve la fortuna de asistir, en Bogotá, a un evento en el que participaron Afonso Cruz y Valter Hugo Mãe. Del primero incluí en esta lista “El pintor debajo del lavaplatos”, un libro hermoso lleno de reflexiones alucinantes que hacen que uno quiera seguir leyendo el libro hasta el final pero que a la vez no se termine nunca. El idioma portugués, de nuevo, se presentó a mí mediante un libro de poemas de la joven poeta de Brasil Raquel Avolio, “A Imperatriz”, el que además se encuentra estrechamente vinculado con el Tarot (recuérdese que el Arcano Mayor III se llama precisamente “La Emperatriz”), siendo un cúmulo maravilloso de poemas que llegan hondo en el lector, algunos que incluso producen un verdadero vértigo. A su vez, destaco la publicación de un libro que me gustó mucho y cuya autora tuve la oportunidad de volver a ver en Caracas, “Borrar el paisaje”, de la poeta venezolana Cristina Falcón Maldonado. Finalmente, dos publicaciones que considero importantes y que tuvieron lugar este 2015, la poesía reunida de Vicente Gerbasi (sin duda una deuda que estaba pendiente desde hace mucho), y “Es una buena máquina”, un hermoso libro, cuidadosamente editado y muy bien logrado, que nos presenta un conjunto de poemas inéditos de esa maravillosa poeta venezolana que fuera Miyó Vestrini.

 

  1. “ Morreste-me”, de José Luís Peixoto
  2. “Borrar el paisaje”, de Cristina Falcón Maldonado, editado por Candaya (2015)
  3. “A Imperatriz”, de Raquel Avolio, editado por CreateSpace (2015)
  4. “El pintor debajo del lavaplatos”, de Afonso Cruz
  5. “La edad de merecer”, de Berta García Faet, editado por La Bella Varsovia (2015)

Menciones extra: “Es una buena máquina”, de Miyó Vestrini, editado por Letra Muerta (2015); “Deseo que venga el diablo”, de Mary Maclane, editado por Seix Barral (2015); “Selected Tweets”, de Mira González y Tao Lin, editado por Hobart (2015); “Em teu ventre”, de José Luís Peixoto, editado por Quetzal (2015); e “Iniciación en la intemperie. Poesía reunida”, de Vicente Gerbasi, editado por Calygramma (2015).

 

Los 5 mejores discos que escuché en el 2015:

Durante 2015, como si música y literatura se hubiesen puesto de acuerdo, me acerqué también a la música de Portugal, y continué con mi amor por la música de Brasil, que quizá se enfatizó precisamente por mis muchas lecturas en portugués (que además de José Luís Peixoto y Raquel Avolio, incluyeron, entre otros, a Adília Lopes, Alexandre O’Neill, Rui Pires Cabral, Matilde Campilho, Maria Gabriela Llansol, Ruy Belo, Sophia de Mello Breyner Andresen, Al Berto, José Tolentino Mendonça, Carlos Bessa y Manuel Antonio Pina). Así, he colocado en el primer lugar un viejo disco de un genial proyecto musical portugués llamado “A Naifa”, que mezcla fado, poesía y pop rock, de hecho, llegué a este grupo por el poema “A música”, de José Luís Peixoto, que A Naifa hizo canción, así como por el poema “Meteorológica” de Adília Lopes, hecho canción también por este grupo. Por otra parte, incluyo el disco “Locura total”, este sí publicado en 2015 y nacido de la complicidad entre Fito Páez y el brasilero Moska, razón por la cual contiene algunas canciones en portugués. Siguiendo con el idioma portugués encontré un disco publicado en el año 2012, llamado “Os Mensageiros”, en el que varios cantantes interpretan poemas, leídos o cantados, del gran Fernando Pessoa; fue un disco que escuché muchas veces durante 2015. Finalmente dos discos que también marcaron para mí este año que culmina fueron “Hasta la raíz” de Natalia Lafourcade y “Amanecer” de Bomba Estéreo, los cuales no dudo en recomendar a quienes todavía no los hayan escuchado.

 

  1. “A Naifa”, de A Naifa
  2. “Locura total”, de Fito Páez
  3. “Amanecer”, de Bomba Estéreo
  4. “Hasta la raíz”, de Natalia Lafourcade
  5. “Os Mensageiros”, antología de Fernando Pessoa

 

Las 5 mejores películas que vi en el 2015:

La última de las listas, reitero netamente subjetivas, es la de las películas, en que los gustos discrepan grandemente dada la filiación por uno u otro género que suelen tener las personas. Acá incluyo películas pertenecientes a varios géneros que me gustaron, sin que ello implique, ni remotamente, que se trate de obras maestras del arte cinematográfico, pero que quiero recordar puesto que las disfruté cuando las vi. Quizá por ser una de las más recientes, pero también porque me pareció una actuación impecable de Johnny Depp, he colocado en el primer lugar a la película “Pacto Criminal” (Black Mass), centrada en la vida del criminal James “Whitey” Bulger. Por otra parte, ha tenido su lugar en la lista la ciencia ficción gracias a “Terminator Génesis” (que cobra especial simpatía para quienes hemos visto desde nuestra infancia las demás películas de Terminator y que de algún modo son hitos) y a “Avengers: La era de Ultrón” (que además de pertenecer también a una saga, y por ende a un imaginario propio del cómic, lleva al espectador a no perderse ninguna escena). Finalmente no podía quedar fuera el género de terror, con lo más reciente de Night Shyamalan, “Los Huéspedes” (The Visit), con una trama por demás interesante y sobre todo tensa en su segunda mitad. Vale acotar que no me gusta Star Wars, lo que no me hace más ni menos (pues no creo en aquella tontería de “pertenezco al grupo selecto…”), sino que simplemente conlleva que no la haya visto y que por ende no esté dentro de esta lista.

 

  1. “Pacto Criminal” (Black Mass)
  2. “Los Huéspedes” (The Visit)
  3. “Avengers: La era de Ultrón”
  4. “Terminator Génesis”
  5. “Intensamente”

 

Advertisements

Tres poemas de José Luís Peixoto

peixotonacaracas

(José Luís Peixoto en el Centro Portugués de Caracas, 30.11.2015)

Hace apenas unos días atrás tuvimos en Venezuela al reconocido escritor portugués José Luís Peixoto, a quien tuve el inmenso placer de conocer personalmente durante su visita con ocasión de dos eventos a los que asistí y en los que comprobé la calidad no solamente literaria sino también humana de este escritor, a cuya obra me acerqué gracias a la recomendación de mi estimado amigo y excelente librero Jesús Santana, de la Librería Estudios, sin duda un lugar que todo lector debería visitar para darse cuenta que hay alguien que trae a este país libros maravillosos que de hecho únicamente pueden encontrarse allí. De la obra de Peixoto debo destacar, además de “Te me moriste”, que es una pequeña joya, también su poesía, la cual me iluminó tan pronto leí poemas como “Explicación de la eternidad” o “A la hora de poner la mesa…”. Para mi fortuna como lector adquirí hace algún tiempo los tres libros de poesía que hasta ahora ha publicado Peixoto, “A Casa, a Escuridão”, “A criança em ruínas” y “Gaveta de papéis”, los que además José Luís tuvo la amabilidad, que le agradecí mucho, de firmarme. Es así como quiero en esta oportunidad compartir con los lectores de este blog la traducción que hice de tres poemas de José Luís. Desearía, además, que esto sirviera como un humilde agradecimiento por su visita a Venezuela y sobre todo por su cordialidad, las fotos, las firmas y su buen decir. Muito obrigado!

 

Explicación de la eternidad

 

despacio, el tiempo transforma todo en tiempo.

el odio se transforma en tiempo, el amor

se transforma en tiempo, el dolor se transforma

en tiempo.

 

los asuntos que juzgábamos más profundos,

más imposibles, más permanentes e inmutables,

se transforman despacio en tiempo.

 

por sí solo, el tiempo no es nada.

la edad de nada es nada.

la eternidad no existe.

entretanto, la eternidad existe.

 

los instantes de tus ojos detenidos sobre mí eran eternos.

los instantes de tu sonrisa eran eternos.

los instantes de tu cuerpo de luz eran eternos.

 

fuiste eterna hasta el fin.

 

 

en el tiempo en que éramos felices no llovía.

nos levantábamos juntos, abrazados al sol.

las mañanas eran un cielo infinito. nuestro amor

era las mañanas. en el tiempo en que éramos felices

el horizonte se tocaba con la punta de los dedos.

las mareas traían el fin de la tarde y no veíamos

más que la mirada uno del otro. jugábamos

y éramos niños felices. a veces todavía

te espero como te esperaba cuando llegabas

con el uniforme lindo de tu inocencia. hace mucho

tiempo que te espero. hace mucho tiempo que no vienes.

 

 

no quiero mentir más. estoy cansado de mentir.

veo tu rostro detenido en una fotografía y la memoria

que guardo de ti es tan diferente de la realidad atemorizante de las

      [fotografías.

mas no voy a mentir. estoy cansado de mentir.

mi vida también eres tú, tu rostro detenido en mi

       [memoria.

mi vida eres tú y todas las manos que me sujetaron y me

       [quisieron,

todos los labios que me besaron, todas las lenguas que me

       [dibujaron figuras

en la piel, todos los dientes que me mordieron, todas las voces que

       [me dijeron te amo

y me hicieron creer en eso. no quiero mentir más. estoy

       [cansado de mentir.

no eres casi nada, mas no quiero y no voy a fingir que nunca

       [exististe.

 

 

(Traducción de Alejandro Rodríguez Morales)