Monthly Archives: November 2014

Pequeño botiquín de convicciones

Grail_-_10_-_Fortune_s_Wheel

Tener un pequeño botiquín de convicciones puede ser problemático pero se trata también de un botiquín de supervivencia que necesitamos si no queremos convertirnos en muertos vivos, si no queremos formar parte de las masas que no piensan por sí mismas o si no deseamos experimentar una metamorfosis que nos transforme en lemmings lanzándonos sin razón alguna desde lo alto del precipicio. Tener un cierto botiquín de convicciones resulta ineludible aunque implique tener que lidiar con personas que carecen de uno de estos botiquines y por lo tanto no entienden cosas como la libertad, la tolerancia, la calma, la templanza, la coherencia. Cuando se tiene un botiquín de convicciones uno lo lleva consigo a todas partes aunque a esas personas les moleste y empiecen a vernos como seres desagradables, lo que por supuesto es solamente una etiqueta puesta por su mirada y no por la naturaleza, que en cambio rehúye a esos absurdos adhesivos que intentan en vano ofrecer a los temerosos unas pretendidas certezas. Quien ha adquirido un botiquín de convicciones difícilmente lo dejará olvidado pues sabe muy bien que eso equivaldría a la posibilidad de perderlo para siempre y carecer en consecuencia de las herramientas necesarias para reparar su espíritu cuando haga falta. Un botiquín de convicciones también es un botiquín de herramientas para reparar el espíritu. Poseer un botiquín de convicciones puede ocasionar que haya algunas personas anhelando herir a quien lo posee pero un botiquín de convicciones es también un botiquín de primeros auxilios capaz de curar las heridas desde el mismo momento en que se gestan en la corta y degradada imaginación de quienes no tienen convicción alguna, los mismos que hablan mal de alguien cuando está con otra persona y esta otra persona ignora que habla mal de ella también cuando ya se ha ido. Un botiquín de convicciones puede provocar la aparición de enemigos gratuitos, pero es también un botiquín de exorcismos preparado por un sacerdote jesuita. Haber construido un botiquín de convicciones es también haber construido un ajuar funerario porque es algo que se llevará uno consigo en el momento definitivo de su muerte.

He aquí la conformación de un botiquín básico de convicciones: 1. Todo lo que vemos lleva las huellas dactilares de nuestros ojos cuando lo hacemos, por ende lo que vemos no tienen por qué verlo de la misma forma los demás; 2. La vida no deja de moverse, entonces no hay razones para desear quedarse estancado, mejor ir pasando cada día como se pasan las páginas de un libro, aunque haya páginas que nos gusten más que otras; 3. La vida es también una rueda (como La Rueda de la Fortuna del Tarot), estar abajo o arriba es algo meramente transitorio pero además ambas posiciones son necesarias porque cada una de ellas regala aprendizajes y nos permite no acostumbrarnos demasiado, lo que nos puede llevar al egocentrismo y a las ínfulas de superioridad, o a la tristeza perenne de no poder ver el paisaje desde un punto más alto, y quizá al conformismo derrotista; 4. Concebir como una pérdida de tiempo, y por ende un acortamiento de nuestra propia vida, el estar más pendientes de lo que hacen o no hacen los demás que de lo que hacemos o no hacemos nosotros mismos; 5. Recordar con frecuencia que más que ser el mejor lo que debemos procurar es mejorar cada día, nunca a costa de otros sino de nosotros mismos; 6. Comprender que los radicalismos y los totalitarismos envilecen pero sobre todo enceguecen, considerar que el valor de la “aurea mediocritas” de Horacio está tan vigente como cuando se escribió en el siglo I antes de Cristo.

Este botiquín básico de convicciones viene en un práctico estuche invisible que puede llevarse en el alma cómodamente y a cualquier parte. No hace sonar los detectores de metal en los aeropuertos, tampoco los dispositivos de seguridad de las tiendas.

 (Alejandro Rodríguez Morales)

Advertisements

Otra cordial invitación

Saludos a todos los lectores de este modesto blog. A continuación encontrarán la invitación al pequeño evento en que estaré presentando mi segundo libro de poemas “Te habías secado el pelo y empezó a llover”, al cual serán bienvenidos si desean asistir. Muchas gracias por visitar este blog y de antemano por aceptar la invitación.

invitacion thspell

Lo que vas a ser, ya lo eres

23DANCE-superJumbo
(Imagen de una de las escenas de la película “La Danza de la Realidad”)

 

“Todo lo que vas a ser, ya lo eres,
lo que buscas, ya está en ti”
Alejandro Jodorowsky

 

Solamente el que ya somos

sabe bien el recorrido que nos falta

desde el sitio en el que seremos,

nada nos dice

aunque lo intenta,

pero debemos procurar

recordar que está allí,

que lo iremos abrazando

en los lugares precisos,

que nuestros encuentros

serán inevitables.

 

(Alejandro Rodríguez Morales)