Indagando más sobre el sentido de este blog. A medio año de la primera entrada

ajrmlectorHoy, 27 de mayo de 2013, se cumplen 6 meses desde que comencé a escribir en este blog, medio año que me exige hacer una pausa para preguntarme acerca de cómo se ha ido construyendo el mismo y por qué. Como dije en aquella primera entrada del 27 de noviembre de 2012, la idea era ir compartiendo diferentes contenidos vinculados con la poesía como género literario que me apasiona, no únicamente poemas escritos por mí sino también otros textos relacionados así como traducciones de poemas en inglés o alemán que quisiera compartir con el selecto grupo de lectores de este modesto espacio.

Es así como paulatinamente he ido alimentando el blog con poco material pues lo que publico aquí no representa sino una mínima porción de lo que escribo, siendo que la mayor parte de ello lo tengo destinado para su publicación en formato de libro, tratándose de textos que tienen su ubicación natural precisamente allí y no, en cambio, en este blog que me permite más bien compartir otros textos que son intentos, borradores o, si hablamos con una terminología musical, “B-sides” de los textos que se mantienen a la espera de su publicación en un libro; es una forma necesaria de reservarse ciertas cosas, pues de lo contrario este espacio pudiera convertirse en uno de exhibición de todo lo escrito, que además de resultar un trabajo titánico por la cantidad de material que conservo, sería contradictorio al espíritu de lo que debe ser un blog, que no es más que un sitio para ir presentando solamente algunas cosas que considero pueden ver la luz en este formato en el momento en que las publico. En este punto creo que el consejo que le daba a Borges su padre, “don’t rush into print”, podría también formularse como “don’t rush into post”, pues, sobre todo en poesía, los textos deben dejarse reposar; de allí que el gran Eugenio Montejo dejara sus poemas guardados por meses, incluso años, antes de releerlos y finalmente publicarlos.

De este modo, el blog es un medio para recordarme a mí mismo que debo limitarme en lo que quiero hacer público y lo que no, y es por ese motivo que no tiene, en estos seis meses, tanto contenido como el que tienen otros espacios similares, lo que no me preocupa pues siempre he creído que lo importante no es tanto lo cuantitativo sino lo cualitativo y adecuado al formato en que se esté trabajando.

Con tantos medios a disposición hoy en día para compartir contenidos (twitter, facebook, tumblr, instagram, blogs, etc.), existe la fuerte tentación de querer publicar todo lo que hacemos, todo lo que se nos ocurre y todo lo que escribimos, pero en realidad hay que saber mantener un pequeño rincón en que guardamos esos textos que sabemos que pertenecen a un lugar distinto.

No quiero finalizar estas breves líneas sin dar las gracias a quienes con su lectura contribuyen a que este espacio sea no sólo un recordatorio o archivo para mí mismo, sino que sea también un medio para que otros puedan conocer poemas de otros autores que quizá no conocían o leer un poema mío que puedan disfrutar y hacerles sentirse menos solos durante unos pequeños instantes. Muchas gracias y que este medio año sea solamente el inicio de un tiempo mayor en que la poesía sea lo que prevalezca siempre.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s