Mi traducción del poema “Existential song”, de Ted Hughes

tedcollectedEn una entrada anterior de este blog tuve la oportunidad de presentar mi traducción al español de un poema de Ted Hughes, cuya obra completa no está disponible todavía en nuestro idioma, por lo que a la voluntad de contar con una versión con la que me sienta a gusto (de allí que la traducción tenga inevitablemente una dosis de egoísmo, pues el traductor traduce lo que quiere y de acuerdo a como entiende que debe llevarse a cabo esa labor), se suma el hecho de ser su traducción una manera de divulgar la obra de este gran poeta inglés, cuyos poemas tienen una particular profundidad y dejan en el lector una sensación de querer seguir descubriendo su poesía. En esta oportunidad comparto con los lectores mi traducción del poema “Existential song”, el que no se encuentra recogido en ninguno de los poemarios de Hughes, por lo que se ubica en el apartado de los “Uncollected poems” (poemas no recogidos), de modo que el acceso al mismo solamente es posible mediante su poesía completa, la cual, por fortuna, tengo en mi biblioteca en una excelente edición de 1333 páginas. Como siempre, encontrarán el texto en inglés seguido de mi traducción al español. Que disfruten la lectura.

Existential song

Once upon a time
There was a person
Running for his life.
This was his fate.
It was a hard fate.
But Fate is Fate.
He had to keep running.

He began to wonder about Fate
And running for dear life.
Who? Why?
And was he nothing
But some dummy hare on a racetrack?

At last he made up his mind.
He was nobody’s fool.
It would take guts
But yes he could do it.
Yes yes he could stop.
Agony! Agony
Was the wrenching
Of himself from his running.
Vast! And sudden
The stillness
In the empty middle of the desert.

There he stood – stopped.
And since he couldn’t see anybody
To North or to West or to East or to South
He raised his fists
Laughing in awful joy
And shook them at the Universe

And his fists fell off
And his arms fell off
He staggered and his legs fell off

It was too late for him to realize
That this was the dogs tearing him to pieces
That he was, in fact, nothing
But a dummy hare on a racetrack.

And life was being lived only by the dogs.

—–
—–

Canción existencial

Había una vez
Una persona
Corriendo por su vida.
Este era su destino.
Era un duro destino.
Pero el Destino es el Destino.
Tenía que seguir corriendo.

Empezó a preguntarse sobre el Destino
Y eso de estar corriendo para salvar su vida.
¿Quién?¿Por qué?
¿Era él nada más
Que una liebre mecánica en una pista de carreras?

Finalmente tomó una decisión.
Él no era el tonto de nadie.
Implicaría tener agallas
Pero sí podría hacerlo.
Sí sí podría detenerse.
¡Agonía! Agonía
Era el desgarramiento
De sí mismo por su carrera.
¡Enorme! Y de golpe
La quietud
En medio del desierto vacío.

Allí se paró – se detuvo.
Y como no podía ver a nadie
Al Norte o al Oeste o al Este o al Sur
Levantó sus puños
Riéndose con furiosa alegría
Y sacudiéndolos hacia el Universo.

Y sus puños cayeron
Y sus brazos cayeron
Se tambaleó y sus piernas cayeron

Era demasiado tarde para que se diera cuenta
Que eran los perros haciéndolo pedazos
Que él era, de hecho, nada más
Que una liebre mecánica en una pista de carreras.

Y la vida era vivida solamente por los perros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s